Huesos Rotos

Que buscar y que hacer

Huesos rotos. Son un desafortunado acontecimiento que muchos niños tendrán en algún momento de su infancia. En Just 4 Kids, tratamos los huesos rotos con frecuencia y conocemos sus signos claves. Pero como padre, ¿qué debe tener en cuenta?, y en el caso de un hueso roto, ¿qué debe hacer? Lo primero que hay que entender es que no todos serán iguales. Existen varios tipos diferentes de fracturas, y se clasifican en cuatro categorías diferentes:
  • Desplazado – El hueso se ha roto en dos o más partes y los dos extremos se han movido, por lo que ya no están alineados.
  • No Desplazado – El hueso se ha roto completamente, puede o no haberse movido, pero aun está alineado.
  • Abierto – El hueso quebró y atravesó la piel creando una herida abierta. Puede que el hueso se haya metido bajo de la piel y que no sea visible. es importante tratar inmediatamente esta herida porque existe un gran riesgo de infección en el propio hueso.
  • Cerrado – El hueso se ha roto pero no ha atravesado la piel.
Muchos subtipos de fracturas pueden ocurrir tanto en niños como en adultos. Estos son tipos muy comunes de huesos rotos:
  • Conminuta – El hueso roto está en muchas piezas.
  • Transversal – La fractura es perpendicular a al eje longitudinal del hueso.
  • Oblicua – La fractura está angulada en relación al eje longitudinal del hueso.
  • Patológico – El hueso se fracturó debido a una enfermedad.
  • Fractura por Sobrecarga – El hueso tiene una grieta fina y delgada.
Debido a propiedades únicas de los huesos de los niños, hay algunas fracturas que sólo se presentan en estos.
  • Tallo verde – El hueso se ha doblado pero no se ha roto completamente.
  • Placa de crecimiento – Una fractura que ha ocurrido en la articulación y que puede llevar a un acortamiento óseo longitudinal.
  • Hebilla – Resulta de la compresión conjunta de dos huesos, lo que termina en una fractura en uno o ambos.
Sin una radiografía y un examen, usted no podrá saber qué tipo de fractura tiene su hijo. En Just 4 Kids contamos con un maravilloso equipo de técnicos radiólogos que nos ayudan a diagnosticar adecuadamente los huesos rotos para tratarlos adecuadamente. Aun así, es bueno para usted conocer las diferencias como padre, así cuando hable con uno de nuestros médicos tendrá una mejor idea de lo que está sucediendo. ¿Quién sabe? ¡Tal vez aparezca en tu próxima noche de trivias!

Son más blandos que los de los adultos, y de alguna manera más fuertes debido a una membrana fibrosa, gruesa y densa llamada periostio. Esta membrana es mucho más activa en niños que en adultos, y contiene vasos sanguíneos que proporcionan oxígeno y nutrición a los huesos, lo que permite tiempos de curación más rápidos. Pero debido al grosor, hace que el diagnóstico de una ruptura o fractura sea más difícil de realizar. Usted debe buscar estos signos clásicos de huesos rotos si sus pequeños tienen un accidente:

  • Hinchazón y moretones
  • Una deformidad obvia
  • La incapacidad para soportar peso en el área afectada
  • La incapacidad para mover el área lesionada
  • Dolor que empeora cuando se mueve o con el tacto aplicado con presión
  • Calor y/o enrojecimiento alrededor de la lesión
  • Un hueso protruyendo de una herida abierta

Si nota alguna de estas signos, llame a Just 4 Kids. Si no está seguro, por favor, póngase en contacto con nosotros. ¡Siempre es mejor prevenir que lamentar!

¡Que no cunda el pánico! Una de las mejores cosas que puede hacer por su hijo es mantener la calma y la compostura. Siga estos pasos cuando los transporte a la sala de urgencias o a la sala de emergencias.

  • Si puede, quite cualquier prenda de vestir del área lesionada.
  • Trate de detener cualquier sangrado si hay alguno.
  • Coloque una bolsa de hielo envuelta en un paño sobre el área afectada.
  • Trate de mantener la lesión inmovilizada. Si mantiene la lesión en la posición inicial puede ayudar a evitar que se produzcan más daños.
  • Si usted tiene una férula simple, úsela para proteger el hueso roto hasta que su hijo pueda ser visto por un médico. El cartón sirve bien como tablilla temporal, puedes envolverla con un vendaje o cinta adhesiva.
  • Consulte a un médico de inmediato.
  • Absténgase de alimentar a su hijo o darle mucho de beber dado que puede necesitar cirugía.

Si sospecha que tiene una lesión grave en la cabeza, el cuello o la columna vertebral de su hijo, llame al 911 o llévelo a la sala de emergencias en lugar de a un centro de atención de urgencias. Si su hijo tiene un hueso roto que sobresale a través de la piel, o si parece que podría ser una lesión grave, debe llevarlo a la sala de emergencias.

Just 4 Kids siempre está dispuesto a ayudar incluso a los pacientes más pequeños, pero algunas situaciones se atienden mejor en un hospital. Si está cuestionándose si debería ir o no a emergencias, llámenos. Le ayudaremos a determinar cuál sería el sitio más adecuado para tratar la lesión.

El cuidado de un hueso roto es muy importante, ya que los huesos de los niños crecen constantemente. Si una fractura no se está curando bien, puede crear muchos problemas en el futuro. Dependiendo de la edad de su hijo, el hueso afectado y el tipo de fractura presente, es que el médico determinará el tipo de tratamiento y la duración. La mayoría de los huesos rotos se tratan con un yeso o una férula.

La curación ósea toma tiempo y puede ser algo frustrante tanto para los niños como para sus padres. Use estos consejos para ayudar a su hijo.

  • Aliméntelo con una dieta bien balanceada. Los alimentos que tienen mucha vitamina D y calcio ayudarán a dar a su cuerpo lo que necesita para sanar.
  • Cuide el yeso o la férula. Probablemente estará sudorosa y/o con comezón. Oriéntelo a no meter objetos en el yeso para que no se rasquen, ya que los objetos se atascan con frecuencia en el interior.
  • Asegúrese de seguir todas las instrucciones recomendadas por su médico y de asistir a las citas de seguimiento. Un hueso roto puede sanar rápidamente con el tratamiento adecuado y el cuidado adecuado.

Esperamos que nunca tenga que pasar por esto con su hijo, pero si lo hace, sepa que estamos aquí para usted. Si tiene alguna pregunta, llame a Just 4 Kids. No hay preguntas estúpidas cuando se trata de la salud y la seguridad de sus hijos.