Heridas

Que buscar y que hacer

Tratamos una amplia gama de heridas, desde pequeños cortes y mordeduras hasta inflamación y llagas. Se presentan de muchas maneras, formas y tamaños. En Just 4 Kids, hemos cuidado a muchos niños y lo hemos visto casi todo. Nos especializamos en estos tipos de condiciones para atender mejor a su hijo. Es importante cuidar cada una de las heridas que tiene un niño porque la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y nos protege de los gérmenes. Cada vez que la piel se rompe, existe el riesgo de que esos gérmenes entren en la herida y causen una infección. Esto es lo que necesita saber para proteger a sus hijos:

Existen varios tipos de heridas abiertas y se clasifican típicamente por la forma en que son causadas.

  • Abrasión – Esto es causado cuando su piel raspa o frota contra una superficie áspera. El sangrado suele ser mínimo, pero será necesario limpiarlo para evitar una infección.
  • Laceración – Un corte profundo o desgarro de la piel. Estos pueden sangrar muy rápidamente. Ejemplo: cortes de cuchillos o herramientas
  • Punción – Un pequeño agujero en la piel causado por un objeto punteagudo. Puede que no sangren mucho, pero si son lo suficientemente profundas, pueden dañar los órganos internos. Quizás requiera una visita al médico para recibir la vacuna contra el tétanos. Ejemplo: un pinchazo de una aguja o clavo.
  • Avulsión – Esto es un desgarro de la piel y del tejido debajo de ella. Se presenta sangrado profuso y rápido. Ejemplo: lesiones por una mordedura de perro.

Esperamos que sus hijos no sufran alguna herida que requiera más cuidados de los que pueda darles en casa. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo cuando se lastimen:

  • Lave la herida – Debe eliminar toda la suciedad (y cualquier otra cosa) del área.
  • Controle el sangrado – Use presión directa y elevación.
  • Envuélvalo – Use un vendaje estéril (las heridas menores no necesitan vendaje). Asegúrese de mantenerlo limpio y seco durante unos días.
  • Control del dolor – El dolor viene con las heridas, puede usar varios productos expecto aspirina porque puede prolongar el sangrado.
  • Además – Es difícil con los niños pequeños, pero trate de asegurarse de que no se metan con ninguna costra durante el proceso de curación. Asegúrese de que tengan un buen protector solar (SPF 30) sobre el área si van a estar al aire libre.
  • Vigile su dieta – Nuestros cuerpos sanan mucho más rápido con el uso de vitaminas y minerales. Una dieta saludable, especialmente con frutas ricas en vitaminas, verduras y proteínas magras, permitirá que la lesión sane antes. También debe asegurarse de que los niños beban mucha agua.
  • Chequéelo – Algunas heridas deben ser examinadas diariamente. Puede utilizar un vendaje de plástico transparente para que sea más fácil y evitar cambiar los vendajes con tanta frecuencia. Trate de cambiar las vendas sólo cuando estén mojadas o sucias. Para un corte que se sigue abriendo debido a su ubicación (como en la rodilla), se puede intentar usar un producto de vendaje líquido.

Todos los niños van a tener algunos cortes y rasguños. Pero ¿cómo saber cuándo una herida requerirá más que sólo cuidados en casa?

  • Cuando la herida es más profunda que 1/4 de pulgada
  • La hemorragia no se detiene con la presión directa
  • El corte está en la cara de su hijo
  • El sangrado dura más de 20 minutos
  • El sangrado es el resultado de un accidente grave

Hay varias maneras de tratar una herida. Primero se limpia el área y, dependiendo de la gravedad, se adormece. Luego se puede cerrar con pegamento para la piel, grapas o puntos de sutura. (¡Somos expertos en costura y reparación!) También puede ser necesaria la vacuna antitetánica.

Otra opción es dejar que se cure por sí sola. En este caso, debe cubrir el área con gasa. Esto ayudará a prevenir que se infecte o se abscede. Los médicos también pueden recetar antibióticos si existe la posibilidad de una infección grave. Las heridas graves pueden requerir cirugía.

Las heridas graves tardarán en curarse. Podrían ser unas semanas. Por lo tanto, si lleva gasas o vendajes a su casa para el cuidado futuro de una herida, tenga cuidado de mantenerlos limpios y lávese las manos antes de usarlos. La herida también necesitará ser desinfectada y estar completamente seca antes de vendarla.

Su mayor preocupación aquí es una infección. Notifique a un médico tan pronto como sea posible si observa estos signos de infección en el área de la herida:

  • Un aumento en el drenaje, dolor o enrojecimiento
  • Pus de color verde, amarillo o marrón grueso
  • Pus que huele mal
  • Una fiebre de más de 100.4F que dura más de cuatro horas
  • Un bulto sensible en la axila o en el área de la ingle
  • Una herida que no se está curando
Esperamos que nunca tenga que pasar por la experiencia de que su hijo tenga una herida grave, pero si la tiene, ¡sabrá que Just 4 Kids está aquí para usted! No dude en llamarnos en cualquier momento. No hay preguntas estúpidas o malas cuando se trata de la salud y la seguridad de sus hijos.