Examenes Físicos para Deportes

Lo que usted debe saber

Como padre, nada es mejor que ver a su hijo hacer algo que le gusta, especialmente si lo hace bien. Un vistazo rápido en sus redes sociales probablemente dará fe de ello. Para los niños mayores, muchas de estas actividades requieren un examen físico. Fútbol, baloncesto, porrismo, béisbol, lucha libre y cualquier otro deporte en el que su hijo quiera participar requerirá un examen físico deportivo. Todos los distritos escolares en el Este de Idaho requieren que el examen físico completo ANTES de participar en competencias o incluso practicar. Los exámenes físicos son un requisito para los Boy Scouts of America y otras organizaciones antes de participar en cualquier actividad al aire libre. Cuando su hijo necesite obtener una autorización médica para participar, acuda a Just 4 Kids Urgent Care.

En el campo de la medicina deportiva, el examen físico deportivo se conoce como examen físico preparticipativo (EPP). El examen se realiza para ayudar a determinar si es seguro para un niño participar en ese deporte o actividad. Típicamente, el examen tiene dos partes: la historia clínica y el examen físico.

Historia Clínica

Durante esta parte del examen, normalmente se le harán preguntas sobre:

  • Enfermedades graves en su familia
  • Cualquier enfermedad que el niño haya tenido en el pasado o en la actualidad, como asma, diabetes o epilepsia.
  • Hospitalizaciones o cirugías previas
  • Alergias
  • Lesiones previas (incluyendo conmociones cerebrales, esguinces o fracturas de huesos)
  • Cualquier caso en el que el niño se haya desmayado, se haya sentido mareado, haya tenido dolor en el pecho o haya tenido problemas para respirar durante el ejercicio.
  • Medicamentos que están tomando

Asegúrese de responder las preguntas de la manera más completa y precisa posible. Es importante ser honesto sobre cualquier asunto y evitar dar una respuesta que usted piense que el médico quiere escuchar. Esta información es extremadamente útil para que los médicos consideren las posibles condiciones que deben buscar.

Examen Físico

Durante el examen físico deportivo, por lo general, comprobaremos lo siguiente:

  • Altura y peso
  • Presión arterial
  • Ritmo y frecuencia cardíaca
  • Visión
  • Corazón, pulmones, abdomen
  • Oídos, nariz y garganta
  • Postura, articulaciones, fuerza y flexibilidad

Estos exámenes serán básicamente los mismos para niños y niñas. Se le puede preguntar acerca del uso de drogas, alcohol o suplementos dietéticos, incluyendo esteroides u otros “potenciadores del rendimiento” o suplementos para bajar de peso, debido a que estos pueden afectar el estado de salud. Cuando termine el examen, recibirá un formulario con una firma que autoriza al niño a participar en la actividad. O, si existe alguna preocupación, el médico recomendará un seguimiento con su pediatra para realizar más pruebas.

El propósito de un examen físico deportivo es ayudarle a descubrir y tratar cualquier problema de salud que pueda impedir que un niño participe de manera segura en un deporte. Por ejemplo, si un jugador de fútbol tiene asma, el médico puede recomendarle un nuevo inhalador o ajustar la dosis para ayudarlo a respirar mejor.

Los médicos también pueden sugerir maneras de prevenir lesiones. Una podría ser que le recomendemos estiramientos u otras actividades que le ayuden a su hijo a mantenerse saludable. Además, puede ayudar a identificar ciertos factores de riesgo que vienen con deportes específicos. Esto puede ayudar a su hijo a ser un mejor atleta, más fuerte y más saludable.

Su hijo necesitará hacerse este examen físico cada año. Esto se debe a que el cuerpo en crecimiento de un niño siempre está cambiando. De este modo, puede tener un registro de los cambios a través de los años y evaluar cualquier lesión previa. Tal vez lo mejor sea que examinen con más frecuencia si se están recuperando de una lesión. Deben examinar la lesión después de que se haya curado y antes de regresar al campo de juego.

Recomendamos realizar el examen físico unas semanas antes del comienzo de la temporada para que haya tiempo de sobra para hacer un seguimiento de todo lo que surja durante el examen.

Si su médico no le da permiso para participar en la actividad, ¿entonces qué? No te preocupes. Podría ser algo simple, sólo para estar seguros, como volver a revisar la presión arterial en un par de semanas. De hecho, visitar a un especialista puede ayudar con el desempeño en el campo.

Tal vez su hijo tenga una ligera molestia en la rodilla. Un especialista puede ayudar a determinar el causante antes de que empeore.

Probablemente, el médico lo ayudará a encontrar maneras de llevar a su hijo al campo de juego y aumentará sus probabilidades de mantenerse saludable durante la temporada. Recuerde, el objetivo del examen físico deportivo es mantener a su hijo seguro mientras participa en deportes y actividades, no impedir que juegue.

Debido a que un examen físico deportivo es diferente, su hijo debe tener un examen físico estándar con su pediatra. En un examen estándar, su médico de confianza se enfocará en el estado general de su hijo en vez de los posibles problemas atléticos. Los exámenes físicos deportivos normalmente toman 30 minutos o menos.

Un examen deportivo aprobado por un médico es genial, pero aun así debería vigilar a su hijo durante la temporada. Si observa algún cambio en su condición -incluso algo pequeño- debería consultarlo con el entrenador. Tal cual los atletas que ve en la TV, la atención médica pueda ayudar a su hijo a jugar mejor.

Cuando viene por un examen físico deportivo, traiga su identificación y el formulario del examen físico deportivo. Antes de entrar, llene el formulario de su hijo, el cual probablemente incluya sus antecedentes de salud, certificaciones, consentimiento y firmas. Tenemos algunos formularios genéricos si los necesita. También recomendamos traer una lista de cualquier medicamento que esté tomando su hijo, alguna cirugía o lesión, o enfermedad visible, para que tengamos tanta información como sea posible sobre cualquier cosa que pueda poner en riesgo a su hijo.

También es buena idea que su hijo vista ropa cómoda para el examen. De este modo, permitirá que se muevan fácilmente si hace falta.

En Just 4 Kids, hacemos todos los exámenes requeridos en los deportes, scouting y campamentos para niños y niñas de todas las edades. Si usted necesita un examen físico deportivo, no hace falta cita, venga a vernos y reserve su lugar en la línea. ¡Cuidaremos muy bien de su hijo!