Conmoción Cerebrales

Que buscar y que hacer

Ver a un niño lidiar con una conmoción cerebral es una situación aterradora por la que cualquier padre puede pasar. Si eso le sucede a su familia, Just 4 Kids está aquí para ayudarlo a usted y a su hijo en el proceso de recuperación. Utilizamos métodos específicos para niños que facilitan la evaluación y nos proporcionan los resultados más precisos.

Una conmoción cerebral es una lesión cerebral traumática -o LCT- causada por un golpe o sacudida en la cabeza o incluso por un golpe en el cuerpo que hace que la cabeza y el cerebro se muevan con fuerza y se detengan abruptamente. Este movimiento repentino puede causar daño al cerebro, creando cambios químicos en el cerebro y posiblemente estirando y dañando las células cerebrales.

Un niño puede sufrir una conmoción cerebral en cualquier momento que haya un contacto violento con su cabeza. Las más frecuentes son aquellas relacionadas con el deporte. Especialmente en niños que participan en fútbol americano, hockey, fútbol y lacrosse. Una conmoción cerebral en los niños pequeños generalmente es causada por cosas como accidentes automovilísticos o de bicicleta, peleas o caídas y golpes en la cabeza. Tener una conmoción cerebral puede ser especialmente riesgoso para los niños pequeños que no pueden decirle exactamente cómo se sienten. Asegúrese de que sean monitoreados de cerca.

¿Cómo se puede saber si alguien ha tenido una conmoción cerebral? Las lesiones cerebrales son difíciles de reconocer y es posible que no aparezcan en un examen neurológico. En la mayoría de los casos, el diagnóstico de una conmoción cerebral se basa en el incidente que tuvo lugar y en la identificación de síntomas específicos. Aquél que tiene una conmoción cerebral puede ser incapaz de recordar lo que le sucedió inmediatamente antes o después de su lesión. Por lo general, los paramédicos le preguntarán a la persona si saben dónde están, qué día es y su nombre si les preocupa que se haya producido una conmoción cerebral. Hay varios síntomas que debe tener en cuenta. Estos son:

  • Dolor de cabeza prolongado o presión en la cabeza
  • Problemas de visión
  • Mareos
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida del equilibrio
  • Confusión
  • Pérdida de memoria
  • Zumbeo en oidos
  • Dificultad para concentrarse
  • Sensibilidad a la luz o al sonido
  • Pérdida del olfato o del gusto
  • Sentirse perezoso, aturdido o aturdido
  • No puede prestar atención
  • Dificultad para dormir
  • Lento para responder/entender a los demás
  • Cambios de humor
  • Cambios en el comportamiento
  • Cambios en la personalidad

Si nota estos síntomas en su hijo después de un golpe en la cabeza, debe buscar atención médica lo antes posible.

La mayoría de las veces las conmociones cerebrales son leves y habrá una recuperación completa, pero existen riesgos peligrosos para los niños. Su tratamiento en casa debe incluir:

  • Descanso físico: Deberían estar descansando por lo menos por unos días. Que se alivien para que vuelvan a participar en sus actividades. Asegúrese de vigilarlos para saber si sus síntomas empeoran.
  • Descanso mental: Deben evitar participar en actividades que requieran mucha concentración. Esto incluiría hacer cosas como: usar la computadora o el teléfono, hacer la tarea, leer, escuchar música fuerte, ver la televisión y jugar videojuegos.
  • Hidratación: Asegúrese de que se mantengan hidratados tomando muchos líquidos sin cafeína.
  • Dormir: Es importante que duerman lo suficiente. Debería programar horas regulares de sueño, asegurarse de que la habitación esté oscura y silenciosa, y de apagar todos los aparatos electrónicos.

Deben descansar física y mentalmente durante un par de días y trabajar gradualmente para volver a sus actividades a medida que su progreso se lo permita. Para una conmoción cerebral leve, el médico probablemente le aconsejará que vigile al niño de cerca durante los primeros 2 ó 3 días después del incidente. Pero es probable que no necesite despertarlos e interrumpir su sueño para controlar sus síntomas.

Si su hijo sufre una conmoción cerebral mientras practica un deporte, no debe participar hasta que un médico lo haya examinado y autorizado. Se recomienda que esperen hasta que todos los síntomas desaparezcan y que ya no necesite ningún medicamento, incluyendo analgésicos. Asegúrese de que su entrenador esté al tanto de la situación. Volver a jugar demasiado pronto pone al niño en mayor riesgo de sufrir otra lesión en la cabeza. Esto puede conducir a una lesión grave o mortal.

El Síndrome Post-Conmoción Cerebral es otra cosa de la que debe estar atento. Esto es cuando hay síntomas persistentes después de una conmoción cerebral. Puede aparecer en cualquier momento, desde días hasta semanas después del traumatismo craneal. Los signos para buscar incluyen mareos, dolores de cabeza y fatiga.

En Just 4 Kids, ofrecemos la prueba de pre-conmoción cerebral de línea de base. Esto implica el uso de un programa de computadora para evaluar el funcionamiento normal del cerebro del niño. Las pruebas documentarán áreas como la memoria, la atención y la velocidad de pensamiento. Luego, si hay un traumatismo craneal en el futuro, podemos comparar las pruebas después de la lesión con los resultados iniciales para ver cómo se está recuperando su hijo.

Si cree que su hijo puede tener una conmoción cerebral, no espere que sean examinados. Visítenos. Atenderemos muy bien a su hijo.